Bendícenos en nuestro caminar

De cierto, de cierto les digo que, si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, se queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; pero el que aborrece su vida en este mundo, la guardará para vida eterna. – Jn 12:24-25

hoja-roja

Querido Padre celestial,

Deseamos ser tus hijos y crecer más y más a la vida eterna con todas sus bondades y verdad.

En tu amor a nosotros tus hijos, bendícenos en nuestro caminar aquí en la tierra donde hay gran estrés y tentación.

Guárdanos de ir por el mal camino y permite que todo lo que tú has sembrado en nuestros corazones crezca hacia la perfección, para gloria y honor tuyo.

Que en nuestros corazones exista siempre alegría al entender que nuestra lucha y sufrimiento no son en vano, que podremos disfrutar el fruto de la justicia.

Amén.

Anuncios