Feliz el pueblo que sabe alabarte con alegría

Oh Señor, feliz el pueblo que sabe alabarte con alegría y camina alumbrado por tu luz, que en tu nombre se alegra todo el tiempo y se entusiasma por tu rectitud. Sal 89:15-16

centavoQuerido Padre celestial, ¡cuán tiernamente tú has pensado en nosotros! ¡Cuánto bien tú nos permites experimentar una y otra vez! Tanto que nuestros corazones están alegres, y esta noche iremos a descansar llenos de alegría y agradecimiento porque somos tus hijos. Agradecimiento y alegría deben ser nuestro servicio para ti día y noche. Deseamos ser alegres y agradecidos por nuestras vidas. Aun cuando confrontamos horas sombrías, oh Señor y Dios nuestro, estamos llenos de la esperanza que nos trae alegría en el presente, así mismo en el futuro la seguridad de tu salvación. Hoy nos alegramos por lo que tú nos das. Amén.

Anuncios