Nunca estamos solos

Amoroso Dios Trino: Padre, Jesús y Espíritu Santo,
Gracias por elegir morar con nosotros.

Nunca estamos solos –
nunca solos en nuestra debilidad,
nunca solos en nuestro miedo,
nunca solos en nuestro dolor,
nunca solos en nuestro sufrimiento,
nunca solos en nuestros pensamientos,
nunca solos en nuestras capacidades,
nunca solos en nuestras tareas,
nunca solos en nuestras responsabilidades,
nunca solos en nuestra toma de decisiones,
nunca solos en nuestro ir y venir,
nunca solos en nuestra vocación,
nunca solos en nuestro yo.

Tú estás aquí.
Estás con nosotros.
Estás delante de nosotros.
Estás detrás de nosotros.
Estás a nuestro lado.
Estás en medio de nosotros.
Estás dentro de nosotros.

Gracias, Padre, Jesús y Espíritu,
porque nunca estamos fuera de tu cuidado, de tu vista, de tu presencia –
que regalo tan precioso,
que paz tan increíble,
que Dios tan bueno eres.

Te alabamos, Padre. Jesús y Espíritu Santo.
Nos regocijamos en tu compañía.
Nos deleitamos en tu amor.
Nos maravillamos ante un Dios como Tú.

Anuncios