¿Cuál es la característica principal de los camaleones?

Hay una lección que podemos aprender del talentoso camaleón. Siempre había escuchado mencionar que los camaleones se disfrazan para protegerse de otros animales. Pero los científicos han descubierto que un camaleón cambia de color también cuando encuentra a otro camaleón, si este a su vez cambia su color, para imitarlo. Es señal de que lo acepta en su “círculo social”. ¿Te habrías imaginado que a los camaleones les importa que sus amigos los acepten?

Para los seres humanos como tú y yo, ser aceptados tal y como somos en cierto grupo, es una necesidad fundamental que Dios nos puso. Por eso, tienes un conjunto de amistades con quienes compartes algunos gustos.

El problema es que a veces, en vez de buscar amigos que nos aprecien como somos, queremos cambiar para que alguien nos acepte en su círculo social. Hay chicas que se cambian el color de cabello; muchachos que adoptan un lenguaje vulgar y grosero; están quienes cambian su vestimenta completamente. Todo, con la única finalidad de que alguien los acepte. ¡Qué triste saber que hay tantos “camaleones” y pocos seres humanos que siempre son genuinos! ¿No crees?

Tú no necesitas comportarte así. Los verdaderos amigos te aceptan aun con tus defectos; no son los que te piden que seas igual a ellos porque, si no, perderás su “amistad”.

El único que puede pedirte que cambies y puede ayudarte a lograrlo, es Dios; aunque te acepta tal y como eres. Para demostramos cuánto nos aprecia, dio a su único Hijo, Jesús, para que muriera en la cruz por nosotros, incluso cuando todavía no habíamos cambiado. Esa es una de las razones por las que puede ser tu amigo, porque te acepta tal y como eres.

“Cuando nosotros éramos incapaces de salvarnos, Cristo, a su debido tiempo, murió por los pecadores” (Romanos 5:6).

tapando sombrero

Anuncios

Cómo mezclar agua y aceite

como mezclar agua y aceite

Que el agua y el aceite no se mezclan es parcialmente cierto, ¡ya que sí sucede en un caso! La mayonesa, que se unta a muchos sándwiches en el mundo, es un claro ejemplo de que pueden mezclarse. ¿Cómo es posible?

Si en un recipiente mezclas vigorosamente agua y aceite lograrás una mezcla; mejor dicho, una emulsión. Luego de un tiempo, cada gotita de aceite buscará unirse a sus compañeras, hasta que ambos líquidos queden separados por completo. El aceite y el agua necesitan ayuda de una sustancia que funcione como “emulsionante” para que su unión sea duradera, como en el caso de la mayonesa.

En la mayoría de las mayonesas fabricadas se usa yema de huevo porque contiene una sustancia llamada lecitina, que es una potente emulsionante. La yema recubre cada gotita de aceite, impide así que las gotas de aceite se unan y provoquen una separación con los demás líquidos.

Muchas veces encontramos personas con las que parecemos agua y aceite; nunca podríamos llevamos bien. En otras ocasiones intentamos “mezclamos” mediante fuerza y velocidad, como al querer unir agua y aceite en un recipiente. Pero al final nos damos cuenta de que todo es aparente.

Para lograr amistades duraderas, de esas que nunca se cortan, necesitas un “emulsionante”. Necesitas a Jesús, el único y poderoso emulsionante. Está comprobado que es genuinamente efectivo. Deja que recubra cada partícula de ti. Comprueba que sí es posible tener amigos más cercanos, incluso, que un hermano.

“Algunas amistades se rompen fácilmente, pero hay amigos más fieles que un hermano” (Proverbios 18:24).

 


Autor: Yaqueline Tello Ayala